Go to Top

Pasar de la queja a la acción

El otro día, investigando en la red, me encontré con este proyecto: 21 días sin quejas

Me pareció muy interesante, ya que creo que no soy consciente de las veces que me quejo a lo largo del día… Sí que cuando me quejo de algo reiteradamente me paro a pensar sobre ello y valorar qué está pasando. Pero sé que de forma automática, sin darme cuenta la queja sigue presente en mi vida.

Y qué me aporta eso ? Me aporta un poquito de mal humor o mal rollo, porque normalmente la queja va asociada a algo que no nos gusta y nos molesta. Tambien tiene una connotación de pasividad, ya que enviamos “el marrón” a otra persona, tomando el papel de que no podemos hacer nada por cambiarlo más que quejarnos.

Y no, eso no es así! Aunque muchas veces nos haga falta que nos lo recuerden. No somos ovejas, somos personas con super poderes para conseguir lo que nos propongamos. Y esto me da mucha energía y buen rollo.  Así que si algo no nos gusta podemos hacer algo para cambiarlo, si es lo que queremos.

En el proyecto/reto de 21 días  su propuesta fue muy simple: “Te colocas una pulsera morada con la leyenda UN MUNDO SIN QUEJAS y lo mantienes durante 21 días sin emitir ningún tipo de queja o crítica”; así sea “me duele la cabeza” o “nada me está saliendo bien”. Si durante este periodo emites algún lamento  o queja, debes cambiar la pulsera de muñeca y volver a empezar. La mayoría de los participantes logró superar este reto, pero les tomó un mínimo de 5 meses, un tiempo que evidencia la presencia de la cultura de la queja en nuestras vidas. (visto aquí)

 Qué os parece el reto?! Quién se atreve a probarlo?!

Yo no voy a comprar la pulserita pero sí me comprometo a partir de hoy a estar 21 días sin quejas!!! A ver qué pasa ;)

 

 

Deja un comentario

¿Quieres probar una sesion?

Te ofrezco una sesión de prueba totalmente gratuita, para que nos conozcamos y despejes todas tus dudas. Sin compromiso, sin ataduras. Simplemente pruebas y luego decides.

¡ Quiero Probar !